abril 13, 2014


Ves a tu semejante con un ala
y dices
le sobra un ala.
No ves el ángel carente
nunca el luminoso cuerpo partido
su alarido divino.
Sólo al hombre que le nace una inútil membrana
al desgraciado redivivo
que empieza a sobrarle excelsas prótesis
hacia lo alto.

Anuncios